Leyendas

 

Leyendas de Honduras

Leyendas de HondurasHace algunos años, en Centroamérica las historias de espantos y almas en pena eran el "plato fuerte" de una conversación familiar. En la pulpería de la esquina, en el parque o alrededor de una fogata nuestros abuelos nos relataban historias de lloronas,  seguas, ciguanapas, carretas fantasmales, duendes, cadejos y demás seres del mas allá.

En Honduras existen muchas leyendas sobre seres del “mas alla” Cuentan que el Siguatepeque, es un hombre gigante con un espíritu travieso, quien se diverte haciendo pasar malos ratos a los conductores de vehículos que por ahí circulaban, ya que después de la medianoche, encandila los ojos de los viajeros para que perdieran el conocimiento y así al despertar, no volvieran a trasnochar.

El duende de HondurasTambien existe la leyenda del vendedor de bulas en Gracias, quien era un fraile que discutiendo con la alcaldesa le arrojó una pedrada a una Virgen de la Merced que estaba cerca y causó que se sintieran temblores y cayeran edificios de la ciudad rebelde, con lo que muchos pagaron por el sacrilegio cometido.

Los hondureños son muy dados a las supersticiones y a creer en los brujos. Son muchas las leyendas que hay de la presencia de la Siguanaba, la Sucia, la Tetona, el Cadejo, el Duende, el Sisimite, el Gritón. El Duende es un enano de los montes que viste de rojo y lleva gran sombrero. Suele hacer travesuras y se enamora de las muchachas campesinas. Este personaje vence a los hombres más poderosos y rapta las niñas pequeñas. Se dice que vive en las cuevas y pocas veces se deja ver

 

La siguanaba es el fantasma de una mujer que se aparece en la noche en los rios a los hombres que viajan solos. Persigue con más insistencia a los hombres enamorados, a los Don Juanes que hacen alarde de sus conquistas amorosas. Dicen las tradiciones que el hombre que la mira se vuelve loco por ella. A primera vista ella es una mujer Hermosa, pero cuando el hombre se hacerca ella se da la vuelta y se convierte en aborrecimiento horrible.

La llorona e un alma en pena que deambula en la noche cerca de los rios y se le escucha llorar y dar gritos fantasmales que herizan la piel. El famoso chupacabras tambien se dice que habita por esas tierras. Este Mounstro se cree que es como un perro con aspecto de murcielago que se alimenta de la sangre de sus victimas.

Si vas a San Pedro Sula, en Honduras y tomas agua del rio de piedras, quedaras hechizado para siempre y querras volver a ese lugar y si vas a yoro, quizas tengas suerte y veas llover peces del cielo, ...quien sabe, honduras es una tierra sin volcanes, pero con muchas leyendas.